HOLIDAYS IN THE PARADISE

Llegan los días de las ansiadas y esperadas vacaciones de verano. Este año queremos buscar un lugar tranquilo, con sol y fresco a la vez, un lugar con buena comida y muy buen rollo.

¿Playa o montaña?

Nos vamos decantar por la  playa, unos buenos baños de agua salada y ortos de sol. Parece que apetece más la sensación de la arena caliente y del agua fresca.

Como es normal nos viene a la mente un paraíso. Cuando pensamos en paraísos, pensamos en lugares lejanos, apartados de mundanal ruido, lejos de las ciudades. Ya parece que tenemos una buena parte decidida, ahora es cuando empiezan a llegar a la cabeza fotos o recuerdos de lugares espectaculares, Islas Mauricio, Islas Seychelles, Punta Cana, Santorini... ¡Madre mía, cuantos destinos tan maravillosos!. Si, busquemos un lugar así, especial e inolvidable.

OK, vamos a decidir cuál  será nuestro rincón de desconexión. Sopesamos pros y contras de cada una de las posibilidades que hemos puesto encima de la mesa. Surgen mil dudas y preguntas, viajes largos significan vuelos largos, esperas en aeropuertos, cambios de horario, maletas enormes...

Rebobinemos, ¿realmente necesitamos hacer un viaje largo para estar en un paraíso?. De repente se enciende una luz y la palabra mágica cae en la conversación, ¡Formentera!.

Es cierto, aquí al lado tenemos lo que buscamos, podemos perfectamente evitar lo que tanta pereza nos da.

Formentera es una joya que tenemos en las, reúne todo lo que buscamos. Playas de arena blanca como la playa de Ser Illetes o  la de Es Racó de S'Alga.

 Playa de Ser Illetes

Playa de Ser Illetes

 Playa de Es Racó de S'Alga

Playa de Es Racó de S'Alga

 Playa de Es Racó de S'Alga

Playa de Es Racó de S'Alga

Paisajes indescriptibles por su belleza como por ejemplo el Faro de Sa Mola. Donde solo disfrutando de las vistas puedes desconectar de todo, llegando con un agradable paseo en bicicleta...

 

 Faro de Sa Mola 

Faro de Sa Mola 

 Faro de Sa Mola

Faro de Sa Mola

En la pequeña isla balear los tonos azules son los protagonistas, cientos de variantes de este precioso color nos acompañan durante todo el día, e incluso por la noche

¿Dónde podemos alojarnos?

Tenemos varias posibilidades.

  • Casas rurales en alquiler. Es una opción perfecta, en el interior, apartadas de la costa y del bullicio. 
  • Hoteles con encanto. Hay una gran variedad de hoteles con estilo muy mediterráneo que ofrecen lujo discreto y comodidad evidente.
 Casa rural 

Casa rural 

¿Gastronomía?, estaremos en un paraíso gastronómico. Donde podemos pasar de las mesas de chringuito a las "bendecidas" por la guía Michelin.

Platos elaborados con productos autóctonos como:

  • Peix Sec. Si en sus orígenes respondía a una tradición de los pescadores de Formentera, quienes secaban el pescado para conservarlo y consumirlo durante todo el año, el ‘peix sec’ es hoy en día todo un referente y ‘reclamo’ gastronómico de la isla. Raya, musola y cazón (peces cartilaginosos de piel resistente y sin escamas) son las especies más frecuentes.
  • Sal liquida. Por su parte, la famosa sal líquida de Formentera procede enteramente del mar, sin ningún tipo de aditivo de color o sabor. El producto se comercializa con un sistema de vaporizador que permite impregnar de forma homogénea los alimentos, favoreciendo su absorción. Se recomienda especialmente para platos fríos y entrantes, y destaca por su versatilidad como herramienta de creatividad para los profesionales de la cocina.
  • Vino formenterano. El vino es otro de los grandes atractivos gastronómicos Formentera. Con una tradición de viticultura desde tiempos inmemoriales y aproximadamente 80 hectáreas de viñedos, sus vinos son muy apreciados gracias a la antigüedad de sus cepas, que escaparon (en parte debido a su aislamiento geográfico) a la epidemia de filoxera que arrasó la mayor parte de viñedos europeos en el siglo XIX.
  • Miel, higos secos y queso. Otros productos destacados son la miel ‘es Morer’, que debe su excelente calidad a la flora de secano (romero o tomillo, según la época) y la ausencia total de ingredientes químicos en su elaboración; los higos secos, de intenso sabor y aromatizados con anís y laurel; el queso fresco, elaborado a partir de leche de cabra y oveja; y el bescuit, un pan de horneado prolongado y consistencia similar al pan tostado que requiere de hidratación antes de ser consumido.

Los platos son los típicamente mediterráneos con los arroces a la cabeza, seguidos de deliciosas ensaladas o calderas de pescado, un sin fin de recetas tradicionales.

 Peix Sec

Peix Sec

 Higueras en Formentera 

Higueras en Formentera 

Ya nos hemos alojado, hemos estado en la playa y hemos comido bien. Ahora toca pasarlo bien, ¿qué hacemos? también nos ofrece ocio nocturno, la zona de Es Pujols se convierte en el núcleo de la “movida”. En sus calles se pueden encontrar desde restaurantes, bares, pubshasta cocketelerías. Tienes también pequeñas discotecas, de ambiente muy agradable, para pasar un rato divertido hasta altas horas de la madrugada.

Pero seamos sensatos, la pequeña Pitiusa es de un ambiente sosegado y tranquilo, poco tiene que ver con la vecina Ibiza. Formentera invita más al reposo y a realizar actividades más pausadas.

Bien, pues yo creo que lo tenemos claro, ¿y tú?.

Formentera es el paraíso que buscamos.

fernando sanchis